En agosto

Los museos celebran el día de la niñez

¿En dónde tejemos la ronda? Museo de Arte y Artesanía de Linares (surdoc 13-2645).

¿En dónde tejemos la ronda? Museo de Arte y Artesanía de Linares (surdoc 13-2645).

Es una fecha que da cuenta de los progresos en torno a los derechos de niñas y niños, pero, fundamentalmente, es un llamado de atención para centrarnos en las infancias más desfavorecidas y en las tareas pendientes en materia de bienestar y desarrollo infantil.

17/08/2020

Fuente: Subdirección Nacional de Museos

La Unicef invita a celebrar el Día Universal del Niño conmemorando la aprobación, en 1959, de la Declaración de los Derechos del Niño por parte de los Estados miembros de la ONU. Aunque sin carácter vinculante, la Declaración reconoce como importante destinar una fecha para fomentar la fraternidad entre niñas y niños del mundo y promover su bienestar mediante actividades sociales y culturales. Treinta años más tarde, se logró la Convención sobre los Derechos del Niño, la que otorga un principio de obligatoriedad para los países firmantes, entre los que se cuenta Chile.

Es una fecha relevante que pone el acento en los deberes adultos, puesto que le recuerda a las familias, a la ciudadanía y a las instituciones que niñas y niños tienen derecho a la salud, la educación y la protección, más allá del país de origen y de la condición social en la que circunstancialmente hayan nacido.

Los museos, como espacios culturales dedicados al trabajo de la memoria y conectados de manera permanente con sus comunidades, han diseñado e implementado distintas acciones que buscan, por un lado, acercar el patrimonio a la niñez como una forma de reconocer que "participar libremente en la vida cultural y en las artes", es parte de sus derechos. Y, por otro lado, poner atención en lo que niñas y niños tienen que decir respecto de "todos los asuntos que les afectan".

Durante la pandemia, por las restricciones sanitarias que afligen al mundo entero, la niñez se ha visto impedida de jugar y de ocupar los espacios recreativos de las ciudades. En este sentido, los museos han buscado las maneras de generar conexiones que les permitan interactuar de manera significativa con niñas y niños, creando espacios virtuales para la contención, la alegría, la contemplación y la escucha.

Las acciones son diversas y están en relación con los patrimonios que los museos custodian. Los cuentos, por ejemplo, son un recurso a partir del cual los museos buscan transmitir ciertos contenidos. Así, el Museo de Historia Natural de Valparaíso ha creado cuentacuentos y talleres vía Zoom con temáticas medioambientales y el Museo Regional de Ancud se prepara para contar cuentos con enfoque en los derechos de la niñez.

El dibujo ha sido otro recurso mediante el cual algunas instituciones podrán conocer lo que niñas y niños piensan, sienten, anhelan o recuerdan. El Museo Regional de Rancagua invita a encontrar rincones favoritos de la casa o del barrio y compartirlos con el museo, convocatoria que culminará con una exposición virtual de las obras infantiles. El Museo de la Educación Gabriela Mistral promoverá una publicación digital referida a la implementación del kindergarten en Chile, al tiempo que invitan a compartir digitalmente dibujos de infancia que han quedado guardados en alguna parte de la casa. El Museo de Artes Decorativas convocará a enviar dibujos con la temática "me pasa en cuarentena", como una forma de recoger las emociones y los sentimientos que niñas y niños han construido durante este confinamiento.

Los concursos constituyen otra forma de conectarse. Como el Museo Gabriela Mistral de Vicuña que, dentro del trabajo pedagógico virtual Trivia Mistraliana Digital 2020, destinará un espacio para dibujar versos para Gabriela y para crear poemas en imágenes. El Museo Histórico de Yerbas Buenas se encuentra generando un certamen para que la niñez envíe videos contando alguna historia o leyenda de Yerbas Buenas transmitida por abuelos o abuelas, con la idea de poner en valor los saberes y las tradiciones orales del mundo campesino y relevar la cultura rural de la comuna, promoviendo el encuentro intergeneracional. El Museo de Arte y Artesanía de Linares, en tanto, invitará a niñas y niños a participar de un concurso donde podrán soñar nuevos derechos que quedarán plasmados en sus diseños.

Otras actividades están dedicadas a dialogar acerca de la infancia. De este modo, el Museo del Limarí abrirá la conversación con la arqueóloga Patricia Kelly para referirse a la mirada adultocéntrica y con sesgo de género con que esta disciplina aborda los estudios arqueológicos. El Museo Nacional de Bellas Artes iniciará algunos conversatorios vía Instagram y levantará un trabajo fotográfico para explorar, junto a niñas y niños, los derechos que aún no existen.

Por su parte, el Museo Benjamín Vicuña Mackenna está dedicado a trabajar la relación entre la infancia y los espacios públicos, mediante el taller Collages de barrio.

Cabe precisar que aunque este es un registro de los museos del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, muchos de los museos del país están trabajando también muy seriamente y con mucho compromiso en torno a esta temática.

Recursos adicionales

Materias: Conmemoración - Educación - Infantil
Palabras clave: Educación - Niñez - Museos
readspeaker